Ha pasado una semana y seguimos sin saber a ciencia cierta cual fue el destino que tuvo el modulo de descenso Schiaparelli de la misión ExoMars 2016, un esfuerzo en conjunto de la Agencia Espacial Europea y la Agencia Federal Espacial Rusa.

Aunque la evidencia proporcionada por el MRO de la NASA apunta a que Schiaparelli se haya estrellado en la superficie de Marte, aún falta un comunicado oficial por parte de la ESA y es que, se siguen analizando los datos recabados de los últimos momentos en los que el modulo estuvo enviando información antes de que las comunicaciones se cortaran.

Uno de esos análisis sugiere que un error en el software de Schiaparelli pudo haber causado que el modulo pensara que ya estaba cerca de la superficie y por ende activara los propulsores para descender suavemente, cosa que como ya sabemos, se activaron mucho antes de lo planeado.

Siendo un problema de Software, es más fácil poder arreglarlo que uno de Hardware.

Andrea Accomazzo, quien está a cargo de las misiones planetarias y solares de la ESA, sugiere que Schiaparelli tuvo un problema al procesar toda la información que provenía de los sensores, por lo que pudo haber pensado que ya se encontraba a una altitud menor.

exomars-schiaparelli-descenso-modulo-waa-sop

El ExoMars Rover 2020 usará el mismo software y hardware que ExoMars 2016, así que, si resulta ser un problema de software esto puede ser muy buenas noticias para la agencia, de lo contrario a que si resulta ser un problema de hardware, se tendrán que re evaluar muchos puntos clave en la misión.

Fuente: nature