Una de las características más interesantes de Plutón es su “Corazón de Hielo”, o como formalmente se le conoce, la Planicie de Sputnik o Sputnik Planitia en Inglés. Estos casi 1000 kilómetros de nitrógeno congelado pudieron haber sido los responsables de que el planeta se haya inclinado en su eje de marea hasta su posición actual.

Según un estudio publicado en Nature, el giro ocurrió cuando Sputnik Planitia se llenó de mucho nitrógeno congelado, lo que hizo que su masa aumentara y el giro ocurriera. Pero un segundo estudio indica que el peso del nitrógeno congelado no es suficiente para voltear a Plutón y sugiere que hay un denso océano debajo de la superficie.

Los océanos debajo de la superficie se están convirtiendo en una cosa muy común en el sistema solar.

NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute.

NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute.

Se cree que Sputnik Planitia es el resultado de la colisión de un objeto contra la superficie de Plutón muchísimo tiempo atrás, lo que ocasionó una depresión, que en caso de que Plutón tenga un océano debajo de la superficie, este hubiese llenado el hueco, haciendo que en esta parte el océano esté más cerca de la superficie que en el resto del planeta, agregando más peso a esta parte.

No es la primera vez que se sugiere que Plutón tiene un océano debajo de su superficie, científicos creen que hay materiales radiactivos en decaimiento, lo que puede proporcionar suficiente calor para mantener este océano en estado líquido.

No olvides dejar tu comentario en la parte de abajo.