La nave Cassini de la NASA ha llegado a su fin al sumergirse en la atmosfera superior de Saturno en la mañana del 15 de septiembre cuando la NASA perdió la señal del vehículo a las 7:55 AM lo que indicaba su destrucción debido a su rápido descenso hacia el planeta. De esa manera Cassini terminó oficialmente su misión de 13 años en Saturno completando un total de 20 años viajando por el espacio desde que fue lanzada en 1997.

Descenso de Cassini en Saturno - waasop

La NASA no quería arriesgarse a que la nave se estrellara accidentalmente después de quedarse sin combustible así que en abril de 2017, el equipo de la misión maniobró la nave espacial para su trayectoria final alrededor de Saturno, conocida como “El gran final”. Con esta última ruta Cassini completo un total de 22 inmersiones entre Saturno y sus anillos, algo que ninguna otra nave había logrado. Con cada orbita pasaba por Titán y recibía un pequeño empuje gravitacional para acercarse cada vez más al planeta, recibiendo esta semana un “beso de despedida” que enviaría a la nave a sumergirse en Saturno.

Era indispensable proteger a las lunas Encélado y Titán ya que uno de los más sorprendentes descubrimientos que hizo Cassini fue el océano debajo de la corteza de Encélado, lo que se considera un lugar potencial para albergar la vida, además nos enseñó mucho sobre la naturaleza única de Titán, mostrando que la luna tiene lagos y ríos de metano en su superficie, por estas razones la agencia quiere continuar estudiando estos mundos en el futuro.

Última foto captada por Cassini - waasop

Cassini sacó el máximo provecho a su descenso final y logró capturar el 15 de septiembre a las 3:59 AM una última imagen que muestra el área general donde la nave impactó a Saturno.

Fuente: The Verge