Gracias al Telescopio Espacial Hubble de la NASA un equipo internacional de astrónomos encontró un objeto inusual en el cinturón de asteroides que orbita entre Marte y Júpiter. Se trata de dos asteroides activos que orbitan entre sí y que emiten su propia cola de gases como si fueran un cometa.

Al principio se creía que los cometas eran pedazos de hielo, polvo y gas y los asteroides eran rocas inertes, pero conforme avanza el tiempo se ha descubierto que hay objetos mixtos que parecen asteroides, pero emiten gases y polvo como los cometas. Este tipo de asteroides activos son los que ahora han sido descubiertos formando pareja.

asteroide activo - waasop

El asteroide binario, al que se le asignó el nombre 288P, fue descubierto por Spacewatch en noviembre de 2006 y tiempo después la posible actividad cometaria fue vista en noviembre de 2011 por Pan-STARRS, ambos proyectos pertenecían al Near Earth Object Observations Program de la NASA. En ese entonces estaba demasiado lejos para averiguar más sobre su naturaleza, solo se sabía que era un asteroide activo.
Las observaciones más recientes de Hubble revelaron que el objeto no solo es un asteroide binario si no que sus dos elementos tienen casi la misma masa y tamaño, y orbitan entre sí a una distancia de casi 100 kilómetros, estas características lo hacen único en su clase.

“Necesitamos más trabajo teórico y observacional, así como más objetos similares a este objeto” dice Jessica Agarwal líder del equipo del Instituto Max Planck.

El hecho de que 288P es tan diferente de todos los otros asteroides binarios conocidos plantea algunas preguntas acerca de la frecuencia con que estos sistemas se encuentran en el cinturón de asteroides. La comprensión de su origen y evolución puede proporcionar nuevos conocimientos sobre los primeros días del sistema solar.

Los cometas del cinturón principal pueden ayudar a responder cómo el agua llegó a una Tierra seca hace miles de millones de años.

Fuente: NASA