La puerta en forma de bóveda de la Cámara A en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston fue abierta el 18 de noviembre, lo que indica el final de las pruebas criogénicas para el Telescopio Espacial James Webb de la NASA.

La apertura de la cámara pone fin a cerca de 100 días de pruebas para Webb, un avance significativo en el viaje del telescopio a la plataforma de lanzamiento. La prueba de vacío criogénico comenzó cuando la cámara se cerró el 10 de julio de 2017. Científicos e ingenieros de Johnson colocaron el telescopio óptico y el módulo de instrumento de ciencia integrado (OTIS) del Webb a través de una serie de pruebas diseñadas para garantizar que el telescopio funcionara como se esperaba en un ambiente frío y sin aire similar al del espacio.

La finalización de la prueba es uno de los pasos más importantes en la marcha hacia el lanzamiento de Webb.

Estas pruebas incluyeron una importante verificación de alineación de los 18 segmentos de espejo primario de Webb, para asegurarse de que todos los segmentos hexagonales dorados actuaran como un único espejo monolítico, esta fue la primera vez que la óptica del telescopio y sus instrumentos se probaron juntos.

Antes de enfriar la cámara, los ingenieros le quitaron el aire, lo que llevó aproximadamente una semana y el 20 de julio, los ingenieros comenzaron a enfriar la cámara, el telescopio y los instrumentos científicos a temperaturas criogénicas, un proceso que duró unos 30 días.

Mientras Webb estaba dentro de la cámara, aislado de la luz visible e infrarroja , los ingenieros lo monitorearon utilizando sensores térmicos y sistemas de cámara especializados. Los sensores térmicos vigilaban la temperatura del telescopio, mientras que los sistemas de la cámara rastrearon la posición física de Webb para ver cómo se movían sus componentes muy minuciosamente durante el proceso de enfriamiento.

“Podemos decir con confianza que Webb funcionará según lo planeado en el espacio”

Se espera que Webb se lance desde la Guayana Francesa, en la primavera de 2019.

Fuente: NASA