Hace años, la NASA causó un gran revuelo con el anuncio del descubrimiento de agua en la superficie de Marte al encontrar rayas oscuras que aparecen periódicamente en las colinas de Marte, conocidas como líneas de pendiente recurrentes o RSL. La NASA supuso que estas líneas eran una evidencia significativa de la existencia de agua líquida fluyendo, causando estas líneas extrañas. Pero de acuerdo con una nueva investigación del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS por sus siglas en inglés) en realidad en estas líneas oscuras podrían estar fluyendo granos de arena en lugar de agua líquida.

Cuando una de las naves espaciales de la NASA, el Mars Reconnaissance Orbiter, estudió estas líneas más cerca, descubrió que los RSL estaban formados por sales hidratadas, lo que significa que se mezclaban con moléculas de agua llevándolos a pensar en la existencia de agua líquida. Pero los investigadores del USGS dicen que estas características parecen idénticas a ciertos tipos de pendientes que se encuentran en las dunas de arena aquí en la Tierra. Esas laderas son causadas por granos de arena secos que fluyen cuesta abajo, sin la ayuda de agua, así que es posible que lo mismo esté sucediendo en Marte.

RSL en marte - waasop

El USGS tiene una explicación alternativa de cómo se forman las líneas: los investigadores estudiaron las formas de 151 RSL y descubrieron que todas ellas están ubicadas en pendientes de más de 27 grados. Pero los flujos parecen detenerse cuando las pendientes se vuelven menos empinadas, lo que no haría el agua.

Dado que el agua líquida es clave para la vida aquí en la Tierra, muchos pensaron que estas extrañas líneas de agua fluyendo pueden ayudar a mantener la vida en la superficie marciana. Entonces, esto puede significar que la superficie de Marte no es tan habitable como pensábamos, pero eso no significa que la búsqueda de vida haya terminado, es solo que, por ahora, estas RSL pueden no ser el mejor lugar para buscar vida.

Fuente: The Verge